Buscador interno

Guía de Zaragoza
Portada

Taller HOBBY
Taller Hobby


Taller de Hobbies - Un bonito cuadro partiendo de una foto. -

- Fase 9 -

Finalizando el cuadro. Pintado de superficie del río con sus correspondientes reflejos.

Segunda Fase

Llegamos al final. Pintar la superficie del río es relativamente fácil, siempre y cuando nos dejemos guiar por la lógica, sin abandonar el sentido artístico y la creatividad.

En mi trabajo he utilizado el pincel Acuarela. Comienzo aplicando de manera suave el color azul del cielo, pero algo más claro. Lo hago de forma horizontal, en trazos breves y aleatorios, pues no se trata de cubrir toda la superficie por igual, sino de "mancharla". Cambio de intensidades de color repitiendo la misma operación.

Una vez azulada la superficie, se procede a pintar los reflejos de la escena. La intuición, en principio, nos dice que pintemos de arriba a abajo, es decir, primero los tonos verdes para luego aplicar los de los edificios.

El consejo, extraído de mi propia experiencia, es que debe hacerse al contrario. Es decir, pintar de abajo hacia arriba. Debe hacerse así siguiendo la regla de pintar de atrás hacia delante. En este caso, lo que queda detrás de los árboles es la Basílica y el resto de edificios. Por lo tanto procedo a pintar primero las torres y finalmente el arbolado, hasta llegar a la misma orilla. Se utiliza el pincel Acuarela, aplicando los trazos del mismo modo que mencioné para los tonos azules.

El toque final se aplica sobre todo lo demás, utilizando ahora un pincel suave pequeño, pero configurado sin difuminar bordes y con una intensidad de impresión fuerte. (En torno al 90 por ciento). En color blanco se trazan líneas breves y horizontales de manera aleatoria que simulará el pequeño oleaje formado por la corriente.

- Después de terminar la obra -

Es más que frustrante el que una vez terminado el trabajo, y después de haber pasado días y días enfrascados en él, tengamos en nuestras manos la impresión en papel de un resultado muy distinto al que veíamos en pantalla.

Esto ocurre si no sabemos escoger dónde llevar nuestro archivo para imprimir. Lo más frecuente es llevarlo a una copistería cualquiera y encargar un DIN A-3. Hacer esto es condenarnos al fracaso desde el mismo principio. Y es un fracaso porque en una copistería tomarán nuestro encargo como una fotocopia cualquiera y es raro encontrar a alguien que se preste a esmerarse en el encargo.

A mí me costó "patear" bastante hasta que dí con la solución perfecta. La solución pasó por dirigirme a una imprenta, y no a una copistería. Hay imprentas especializadas en trabajos especiales. Supongo que las hay en todas las ciudades. Deberás encontrar donde te ofrezcan distintos acabados. Hay imprentas dedicadas a cartelería industrial que ofrecen acabados en papel lienzo, o en papel tela, incluso en papel para empapelar paredes, etc. Lo suyo es que encuentres una empresa de estas características y te entrevistes con el encargado para que te explique qué acabados realizan allí. Seguro que obtendrás la calidad que buscas.

En mi casa tengo ya colgados cuadros espectaculares. La imprenta que me trabaja está especializada, entre otros acabados, en la impresión sobre papel lienzo montado sobre bastidor de madera. Es decir, un auténtico cuadro. Además, está equipada con sofisticados sistemas informáticos, proporcionando así acabados bastante buenos. Te diré que mi cuadro estrella mide dos metros de ancho por uno y medio de alto. Como ves, medidas grandes y casi sin límite. De manera que no te conformes nunca con ir a la primera copistería que encuentres. Busca una imprenta de calidad, y cuelga tus cuadros.


www.hobbyocio.com