Buscador interno

Guía de Zaragoza
Portada

Taller HOBBY
Taller Hobby


Taller de Hobbies - Un bonito cuadro partiendo de una foto. -

- Fase 6 -

Pintado del primer tramo de árboles y bloques de edificios del lado derecho.

Segunda Fase

 

Pintando árboles Pintando árboles

Para aliviar un poco lo tedioso que ha llegado a ser pintar las Torres de la Basílica, que dicho sea de paso, me ha costado casi todo un mes, voy a pintar un tramo de arbolado.

Lo primero de todo es preparar una Paleta de Colores. Como siempre lo hago en el margen que creé para esta finalidad. Como los antiguos colores ya no los utilizaré, los borro pintando encima con el color del fondo. Luego, con la pipeta extraigo tres tipos de verde existentes en la foto original para mi Paleta. Debo hacerlo ya, puesto que a medida que vaya pintando desaparecerá cualquier tipo de muestra. De manera que selecciono un verde muy oscuro, otro intermedio y el tercero, muy claro.

La primera operación es pintar el recorte, marcando la silueta de lo que será la fila de árboles, pero me limito a la fila superior, puesto que la segunda fila, la que está junto al río, se pintará al final.

 

Pintando árboles Pintando árboles

El recorte que limita con la fila de árboles inferior, y la caseta junto al río, procuro hacerlo muy cuidadosamente.

Tanto para el recorte como para el relleno de la silueta de estos árboles, empleo el verde más oscuro que he extraído antes con la pipeta. Utilizo este verde oscuro porque deberá hacer de fondo.

Una vez pintado el fondo, procedo a pintar los primeros grupos de hojas. Para esto utilizo el pincel Puntillismo pequeño, seleccionable donde te indico con la flechita, y configurado como también queda reflejado en la imagen. (Amplíala para verlo mejor)

 

Pintando árboles Pintando árboles

El mejor modo de utilizar este pincel de puntillismo, es con pinceladas muy breves (pulsaciones cortas del botón del ratón) y desplazamientos muy cortos (apenas perceptibles). Utilizo primeramente un color de verde oscuro, ya que el efecto de este pincel es el de producir una especie de salpicaduras de forma circular como si fueran pequeñas gotitas. Dichas gotitas no son todas del mismo color, sino que de manera aleatoria se generan multitud de matices del color empleado.

Hay que ser muy cuidadoso en el uso de este pincel en las zonas límite del recorte superior, para que no se sobrepase en exceso. Sólo lo suficiente como para dar la sensación de hojas que sobresalen de las copas de los árboles.

Cubrimos de este modo todo el área de la silueta pintada. No es necesario cubrirlo al cien por cien, pues conviene dejar zonas visibles del fondo pintado previamente.

Hecho este paso, pinto un tronco y varias ramas que parten de él, para cada uno de los árboles. Como el número de árboles reales es desconocido, pinto, más o menos, uno por cada cresta (diferencia de alturas superiores). Utilizo en esta operación un tono marrón clarito, o ceniza. Es importante que el color elegido contraste bien con el verde.

 

Pintando árboles Pintando árboles

Pintados todos los troncos con sus ramas, vuelvo al pincel puntillismo. Esta vez escojo un verde algo más claro (no demasiado), y procedo a repartir salpicaduras sobre las ramas, troncos y zonas intermedias de los diferentes árboles. No hay que cubrir por completo troncos y ramas, ya que no tendría sentido haber perdido el tiempo pintándolos. Hay que dejar zonas de ramas visibles. En las imágenes ampliadas de los ejemplos no llegan a apreciarse muy bien, pero te aseguro que en el cuadro a tamaño real se ven y dan un magnífico toque de realismo al arbolado.

 

Pintando árboles Pintando árboles

Una tercera pasada con puntillismo, pero esta vez usando un verde mucho más claro. En esta ocasión se incide más en la zona de las copas para dar el toque de iluminación cenital. Podemos dar alguna salpicadura muy breve en los centros, pero han de ser muy pocas y distribuidas con buen criterio, sólo con el fin de crear volumen en los diferentes árboles.

Termino la primera franja arbolada justo donde comencé antes a pintar los bloques de edificios de la derecha, pues ahora toca ocuparse de ellos.

Quiero que te fijes en la imagen de la derecha. He señalado con una flechita donde aparece un fragmento del Puente de Santiago. Además, en la base de los bloques de edificios se ve un tramo de la avenida con varios vehículos circulando. Estos elementos dificultan mucho pintarlos adecuadamente, además constituyen elementos de distracción para el conjunto de la escena. Por lo tanto, optaré por suprimirlos pintando en esos trozos masa arbolada. Al fin y al cabo, esto va a ser un cuadro en el que me permito el lujo de eliminar, agregar o modificar detalles según mi criterio.

 

Pintando edificios Pintando edificios

El primer paso a dar en los bloques de edificios es siluetearlos con la técnica del recorte. Comenzamos con los que quedan al fondo del todo para luego pintar los que van quedando por delante. Les aplico distintos matices de gris mezclado con sepias y tostados, pero pinto cada uno de forma uniforme sin detenerme a crear formas, pues no es necesario. Considero estos bloques de edificios como simple decorado del conjunto del cuadro. Aunque sí pintaré grupos de ventanales.

Pintar grupos de ventanas en edificios lejanos es muy sencillo y simple. Una vez pintado el fondo, trazo unas líneas horizontales en un tono oscuro (nunca negro), a las que le doy una buena altura; la que considero proporcionada de acuerdo a las dimensiones del edificio. Con respecto al color para estas líneas o franjas, dependerá en función al que tenga su fondo; es decir, si éste es oscuro, las franjas las pintaremos en tono claro, y viceversa. Distribuyo estas líneas por la fachada cuidando de que la separación entre ellas sea uniforme.

 

Pintando árboles Pintando árboles

Tras las franjas horizontales, pinto sobre ellas otras en sentido vertical utilizando el color del fondo, para fragmentar las primeras. Es criterio de cada cual establecer el ancho de estas fragmentaciones, así como la separación entre unas y otras. En cualquier caso, hay que ser muy sensato y hacerlo de manera coherente.

 

Pintando árboles Pintando árboles

Para terminar esta Fase del cuadro, una vez pintados los bloques de edificios, procedo a continuar con la fila de árboles iniciada al principio. Silueteo esta fila como hice antes sin importar excederme en el margen derecho del cuadro. De hecho es conveniente hacerlo. Como ves, esta silueta cubre los elementos mencionados antes; es decir, el trocito de puente y el tramo de avenida con su tráfico. Termino de pintar los árboles tal y como ya se ha explicado.


www.hobbyocio.com