Buscador interno

Guía de Zaragoza
Portada

Rutas Interesantes
-Página 12-

Teatro Romano El Teatro que se levantara cuando la ciudad se llamaba Caesaragusta, tenía un aforo para seis mil espectadores. Teniendo en cuenta que Caesaragusta era una Metrópoli romana, con unos quince mil habitantes, nos daremos cuenta de la importancia que tuvo este Teatro para los ciudadanos romanos.

Hablando de hace dos mil años, una población de quince mil habitantes era una población grande.

Su construcción data de la primera mitad del siglo Primero después de Cristo. El inicio de la gran obra fue durante el mandato del emperador romano Tiberio, y concluyeron bajo el mandato del también gobernador romano Claudio.

Ocupaba una extensión de siete mil metros cuadrados, siendo su diámetro de ciento seis metros. Se convirtió en uno de los Teatros más importantes de toda Hispania.

Teatro Romano Los restos del Teatro estuvieron ocultos en el subsuelo de Zaragoza, hasta que en el año 1974 una remodelación de la calle los descubrieron.

Enseguida se puso el entorno en manos de expertos arqueólogos que realizaron las prospecciones necesarias para su recuperación.

La zona visible de estos restos romanos puede contemplarse desde la misma calle Verónica; y la visita a ellos a través de las pasarelas debe hacerse desde la calle San Jorge, a la altura del número 14, que es el edificio municipal dedicado a museo de este entorno.

Lo que en la época de su esplendor eran las gradas (en la clásica forma de semicírculo) así como el acceso a ellas estaba recubierto con losas de mármol.

En el siglo III, el Teatro fue desmantelado y gran parte de los materiales con el que fue construido se reutilizaron para otros edificios, así como para reforzar la muralla de fortificación de la ciudad. Motivo por el que su aspecto ofrece la apariencia de deterioro.

Entrada al Museo Romano

Recorremos ahora la calle Pedro Joaquín Soler en dirección a calle San Jorge donde podremos optar por entrar a visitar el museo del Teatro Romano, o contemplar el magnífico entorno de este punto de la ciudad.

Plaza San Pedro Nolasco Por un lado nos encontramos con una bonita plaza: San Pedro Nolasco.

Si el paseo dado invita a hacer un alto en el camino y descansar, podemos hacerlo en cualquiera de los bancos públicos, o disfrutar de una consumición al resguardo de una de las varias terrazas montadas por diferentes establecimientos hosteleros.

En esta plaza se levanta un monumento dedicado a los Hermanos Argensola, realizado por José Bueno Gimeno en el año 1922.

Los hermanos, cuyo apellido completo era: Leonardo de Argensola, fueron nacidos en Barbastro (Huesca). Ambos grandes poetas del llamado Siglo de Oro.

Bartolomé, nacido el 26 de Agosto de 1562; fallecido en Zaragoza el 4 de febrero de 1631. Sacerdote y Capellán de la emperatriz María de Austria.



Hermanos Argensola Poeta e Historiador, escribió el año antes de su muerte una continuación de los Anales de Aragón.

Su hermano Lupercio, nacido el 14 de Diciembre de 1559; fallecido el año 1613 en Nápoles (Italia).

Fue al igual que su hermano, poeta e historiador. Pero además también fue un gran dramaturgo. Fue Cronista del Reino de Aragón, y contribuyó a la obra de Jerónimo Zurita, Los Anales de la Corona de Aragón, continuando la misma y haciendo adiciones a lo escrito por Jerónimo Zurita.

La plaza queda presidida por la Iglesia Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús.

Iglesia Sagrado Corazón de Jesús


Es característico el repique de campanas que toca en determinadas horas del día, pues tiene una melodía muy singular y peculiar.

Si ha disfrutado de nuestro primer paseo por Zaragoza, y éste le motiva a descubrir más cosas y rincones de nuestro pasado histórico, y de nuestro actual presente, le invito a visitar esta Sección próximamente, ya que estoy en plena realización de Nuevas Rutas.

¡No se lo pierda!

J. J. Fernández


Copyright © 2010 - José Javier Fernández Ariza - www.hobbyocio.com
Anterior    Subir

www.hobbyocio.com